RESERVA DE LA BIÓSFERA EL VIZCAÍNO: NATURALMENTE IMPRESIONANTE

RESERVA DE LA BIÓSFERA EL VIZCAÍNO: NATURALMENTE IMPRESIONANTE

Dentro de Guerreo Negro y Santa Rosalía, Mulegé, en el estado de Baja California Sur, se encuentra uno de los santuarios naturales más importantes de México; El Vizcaíno, declarado Reserva de la Biósfera en 1988 y, en 1993, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO; un gran corredor biológico que integra islas, costas, lagunas, planicies, sierras y gran parte de desierto, que lo hacen único en conservación de especies de flora y fauna, y uno de los más extensos del mundo.

 

Con más de dos millones de hectáreas, este increíble ecosistema natural te lleva a la aventura a través de una variedad de paisajes entre dunas desérticas, manglares, lagunas, islotes, montañas, barrancos de hasta 800 metros de profundidad, acantilados, marismas, bosques y playas ¡un lugar increíblemente diverso y naturalmente impresionante!

 

Su gran cantidad de flora semidesértica alberga gran variedad de especies, muchas de ellas endémicas y otras que se encuentran en peligro de extinción repartidas entre los múltiples tipos de vegetación de la zona, como: las biznagas, torotes, los cirios; que almacenan agua en sus 15 metros de altura; o el palo fierro, del que se han hallado ejemplares de casi mil años de antigüedad.

 

Dentro de las especies de fauna encontramos que la Reserva es el último refugio del berrendo peninsular, considerado no sólo uno de los más rápidos del mundo por alcanzar hasta los 95 km/hora, sino por ser característico en consumir plantas que para otros animales son tóxicas y del que infortunadamente su población actual no es mayor a 200 ejemplares. También este increíble lugar mantiene bajo protección especial al borrego cimarrón, considerada la especie cinegética más cotizada del mundo.

 

Cabe destacar, que de las 45 especies de mamíferos marinos que hay en México, 38 se encuentran permanentemente o de forma estacional en los litorales de la reserva, uno de los más impresionantes llega al Complejo Lagunar Ojo de Liebre y San Ignacio entre los meses de noviembre y abril; La Ballena Gris, este extraordinario cetáceo que ha viajado desde hace miles de años más de 12 mil kilómetros desde el Círculo Polar Ártico, emprendiendo un recorrido a través de las costas de Alaska, Canadá, Norte de Estados Unidos y California para iniciar y concluir su ciclo reproductivo en estas lagunas costeras del Océano Pacífico.

 

Por otro lado, este refugio y santuario de gran cantidad de flora y fauna es testigo de la historia en la inmortalidad de sus Pinturas Rupestres, algunas ubicadas en la Sierra de San Francisco, las cuales fueron elaboradas con pigmentos minerales y de acuerdo a estudios arqueológicos, se remontan a más de 10, 500 años de antigüedad, por lo que dicha galería de arte rupestre es Patrimonio Mundial desde 1993. La Pintada” es uno de sus murales más atractivos.

 

También se logran encontrar pinturas rupestres en la Cueva de la Concha, cerca de Guerrero Negro, un lugar que debe su nombre a la forma que presenta en la cima de una montaña, sus pinturas representan colosales figuras de dos predominantes colores rojo y negro; y de animales característicos de la región.

 

La Reserva te invita a ser parte de la una naturaleza extraordinaria que ofrece actividades turísticas reguladas con el medio. ¡Atrévete!

 

¿Cómo llegar?

Vía terrestre: Se puede conducir en automóvil, o bien utilizar servicio de las diferentes líneas de autobuses que operan en el estado.

Desde Loreto a la Reserva de la Biósfera de El Vizcaíno se encuentra a 414 km por la Carretera Transpeninsular no. 1. Desde La Paz a 769km y Desde Tijuana 707 km.

 

Otra opción, es trasladar tu vehículo vía marítima por ferry: Topolobampo (Mochis)–La Paz–Topo/ Mazatlán–La Paz–Mazatlán hasta llegar a La Paz y de ahí emprender el recorrido por la carretera Federal Transpeninsular No. 1 hacia Loreto.

 

Vía aérea hacia Loreto:

Desde La Paz, con Calafia Airlines.

Desde Tijuana, con Volaris y Calafia Airlines.

Desde CDMX: Volaris

 

Vía aérea hacia La Paz:

Volaris: Tijuana, Ciudad de México y Guadalajara.

VivaAerobus: Guadalajara, Monterrey, Culiacán y Mazatlán.

Aeroméxico: Ciudad de México.

Calafia Airlines: Hermosillo, Tijuana, Los Mochis, Culiacán, Loreto, Obregón y Mazatlán.

TAR: Querétaro

Comparte esta nota
Viajando con Sabor

Viajando con Sabor

Deja una respuesta