Puerta Campeche. Detalles llenos de historia.

Campeche es una hermosa ciudad del sureste de México resguardada por una imponente muralla hexagonal guardiana de su historia y leyendas. La muralla contaba con 4 puertas, la de tierra, de mar, de San Román y de Guadalupe. Hoy solo quedan de pie la de tierra y la de mar.

Su centro histórico es hoy patrimonio de la humanidad y no solo por sus coloridas casas, sus imponentes fuertes, sus baluartes o sus templos barrocos, si no por las grandes historias y leyendas de corsarios que gritan sus muros.

Fuera de las murallas el malecón te ofrece un recorrido de 3.5 km junto al mar; sus pistas de ciclismo, patines, carrera, o simplemente caminata entre los jardines, te llenan los pulmones del olor a mar que infunde fuerza.
No puedes perderte la puesta del sol una de las más hermosas y románticas del mundo, los tonos dorados del cielo te envuelven y cautivan.

Después del acalorado recorrido, me dirijo rumbo a la Puerta de Tierra, donde asoma la Hacienda Puerta Campeche que nos recibe con frescura y aroma de azahares.

Anteriormente llamada “Casa Guerrero” por su primer dueño, don Eligio Guerrero,  la Hacienda Puerta Campeche, que no es propiamente una hacienda, sino un conjunto de casas del siglo XVII restauradas que a través de la historia fungieron como tienda, bodega de henequén o casa de huéspedes, hoy día nos recibe con sus 15 habitaciones y suites, adaptadas a la arquitectura colonial propia de la ciudad y cuidadosa de cada detalle y rincón que la convierten en una joya.

Posee una alberca construida de las ruinas de un edificio y las hamacas sobre la piscina o en las habitaciones te invitan a soñar y olvidarte del resto del mundo. El spa cuenta con servicios profesionales y técnicas curativas mayas.

El restaurante, con techo alto, nos ofrece la hermosa vista de los jardines y la piscina y nos permite darle placer al paladar con exquisitos platillos tanto internacionales como regionales. No puedes perderte los panuchos y la cochinita pibil, platillos dignos de recordarse.

Para mayor información visita:
www.thehaciendas.com

Comparte y síguenos

Viajando con Sabor

Deja una respuesta