La Semana Santa en México

En nuestro país se vive de una forma muy especial la Semana Santa o Semana Mayor, cada rincón de la república vive y representa los pasajes bíblicos y cada uno imprime un poco de su tradición y cultura.

Aquí te presentamos tres opciones de las más representativas, pero estamos seguros que en el lugar donde elijas pasar esta semana encontrarás expresiones culturales únicas.

En Iztapalapa en el Distrito Federal, la escenificación de la Pasión de Cristo se inició en 1842 en agradecimiento a que terminó el cólera que enfermó a su población. Se inicia la representación el Domingo de Ramos en el Santuario del Señor de la Cuevita; el Jueves Santo hacen la Visita de las Siete Casas (en este caso ocho) por los ocho barrios. El Viernes Santo viven el Viacrucis con el momento cumbre de la crucifixión en el Cerro de la Estrella. Los personajes deben ser interpretados por habitantes de alguno de los barrios, además de cumplir con algunas condiciones como ser jóvenes sanos y sin vicios. En el caso del joven que interprete a Jesús debe además tener una gran preparación física y espiritual.  Esta representación fue nombrada Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México el 3 de abril de 2012 y es una de las representaciones a la que acude más gente.

En San Luis Potosí hacen un recorrido llamado “La procesión del Silencio”. Desde la tarde se va llenando de una gran multitud de espectadores la calle por donde se lleva a cabo la caminata, todos ellos dispuestos a esperar el tiempo necesario para vivir cada quien a su manera e intereses este impactante trayecto. En punto de las ocho de la noche, al sonar del clarín en la explanada de la Plaza del Carmen, la representación de las tropas romanas y el guardia pretoriano que se adelanta al grupo y toca tres veces a las puertas del Templo del Carmen. Las puertas se abren y comienzan a asomar las cruces y cirios en manos de la comitiva. Las calles llenas de gente en silencio ven pasar una a una las cofradías que portan emblemas e imágenes religiosas. Avanzan con capuchas, faroles, algunos descalzos caminan al compás de los tambores y las mujeres van ataviadas con hermosos rebozos de Santa María del Río en impactantes colores de acuerdo a su cofradía. Todos anteceden a la protagonista del desfile, la Virgen de Nuestra Señora de la Soledad, sobre un andamio que pesa más de una tonelada y cuidadosamente cargada por más de cuarenta hombres.El recorrido termina al filo de la media noche justo donde inició, el Templo del Carmen. Concluye cuando ingresa la última cofradía y las puertas se cierran.

En Taxco, Guerrero se lleva a cabo una de las procesiones más impactantes y antiguas.  Es la procesión del Cristo del Santo Entierro y hay indicios de que se inició en 1598 por los habitantes de este pueblo minero. A la media noche del Viernes Santo se inicia la Procesión del Silencio por las empedradas calles, en la que sólo figuran las imágenes de la Santísima Virgen de los Dolores, San Pedro y devotos enlutados que marchan solemnemente, mismos que velarán, durante toda la noche, al Señor del Santo Entierro, en su ataúd de cristal. Es impactante ver a encapuchados cargando grandes bultos de ramas con espinas para limpiar sus culpas y pecados.

 

Comparte esta nota
Viajando con Sabor

Viajando con Sabor

Deja una respuesta