Hacienda Temozón, un tesoro para el descanso

Ubicada en la Península de Yucatán, entre Uxmal y Mérida, se encuentra la Hacienda Temozón, una edificación del siglo XVI que cuenta con 28 habitaciones, hermosos jardines y atención personalizada y de primera.

Alguna vez, la Hacienda Temozón fue una estancia familiar; nació como hacienda ganadera pero pronto se introdujeron el cultivo de maíz, tabaco y caña de azúcar, y como era común en la mayoría de las haciendas de la zona, producía también henequén.

A principio del siglo XX fue atacada por un incendio que acabó con los campos de henequén.

La hacienda se restauró para convertirse en un hotel que ofrece un ambiente que te traslada a su época de gloria. La restauración se realizó apegándose a los materiales y colores originales como rojo, amarillo y azul.
El restaurante ofrece gastronomía tanto típica de Yucatán como internacional. Se ubica en la arquería y ofrece una vista inigualable que da hacia la piscina, fascinante sobre todo por la noche, pues la iluminación le da un toque mágico.

No puedes dejar de probar la cochinita pibil elaborada de manera tradicional, cocinada bajo la tierra.

Las habitaciones con sus techos altos y puertas dobles ofrecen además hamacas tradicionales para el un descanso un tanto soñador.

Cuenta con una iglesia del siglo XVII con detalles de piedra, en la que se pueden realizar bodas.

La sala de máquinas luce aún imponente y el SPA es un gran tesoro. Con el permiso de los “alushes” se realizan relajantes masajes en un cenote subterráneo.

Los jardines te transmiten mucha paz, y un pequeño camino de vías de tren bajo un túnel es el lugar ideal para una cena romántica.

www.thehaciendas.com
www.luxurycollection.com

Comparte y síguenos

Viajando con Sabor

Deja una respuesta