Ecomuseo del Cacao. Un espacio para mostrar su historia

El estado de Yucatán es famoso por los sitios arqueológicos que alberga como los sitios mayas de Uxmal, declarado Patrimonio de la Humanidad, desde 1996, y Chichen Iztá, también Patrimonio de la Humanidad y una de las Maravillas del Mundo Moderno.

Sin embargo, existen otras opciones interesantes que conocer y acercarse más a la cultura maya que se desarrolló en esa parte del país. Esto puede lograrse visitando el Ecomuseo del Cacao, el cual tiene como objetivo principal acercar a sus visitantes a la historia del cacao y la importancia que tuvo para los mayas, teniendo como marco un hermoso lugar que permite respirar aire puro.

El Ecomuseo del Cacao se encuentra ubicado entre sitios arqueológicos de Xlapak y de Labná, en el kilómetro 20 de la Ruta Puuc, junto a la entrada de la Plantación Tikul, que es el primer proyecto de cultivo de cacao en Yucatán desde la época de los mayas. En una extensión de 289 hectáreas se cultiva cacao orgánico criollo, variedad de alta calidad aunque poco resistente a las enfermedades

El proyecto surge de la iniciativa privada con capital extranjero de la firma Belcolade, importante empresa a nivel mundial en la producción de chocolate. Posteriormente nace la idea de crear un espacio dedicado a mostrar la historia del cacao y su relación con el desarrollo de la cultura local, lo que lleva a la creación del Ecomuseo.

Las 289 hectáreas de Plantación Tikul están registradas como “UMA” (Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre), por lo cual está prohibida la cacería en esta zona, al tiempo que se ha impulsado la reforestación con la plantación de más de 15,000 árboles en menos de 2 años.

Además, Plantación Tikul recibirá próximamente la certificación “Rainforest Alliance”, a través de la cual se fomenta la agricultura orgánica y un trato justo a sus trabajadores.
Ecomuseo del Cacao

El Ecomuseo del Cacao fue inaugurado el pasado 5 de julio del 2011 con dos objetivos fundamentales, por un lado dar a conocer la misteriosa historia del cacao y su relación con los mayas; y por el otro conocer el proceso de la producción del cacao, desde la cosecha hasta la fabricación del chocolate.

Hace más de 2500 años los mayas utilizaban el cacao para preparar alimentos y bebidas, inclusive como moneda u objeto de cambio para la comercialización. Asimismo también tenía un papel predominante en los ritos religiosos y en múltiples actividades sociales.

El recorrido está compuesto por cinco casas mayas tradicionales.

La primera casa enseña a los visitantes la relación que los mayas tuvieron con los dioses, los ritos que celebraban y los sacrificios humanos; además, ofrece la oportunidad de conocer cómo los mayas usaron el cacao y el significado que tenía en su cultura.

La segunda casa es una recreación de una típica vivienda maya en la que se puede apreciar su vida familiar, gracias a que está ilustrada a partir de objetos típicos y presentaciones de la artesanía local. Al lado de esta casa se puede apreciar un jardín de orquídeas salvajes, con su ka’anché y las abejas meliponas, nativas de Yucatán. A la salida de a casa se puede apreciar una cocina típica maya con todos sus utensilios.

En la tercera casa los visitantes descubren toda la información sobre el cacao, su origen, variedades, enfermedades y técnicas agrícolas para cultivarlo.

En la cuarta casa se prepara la bebida tradicional maya a base de cacao –en cuya elaboración puede participar quien así lo desee-, y cada visitante recibe al final un vaso para degustarla.

Y finalmente, en la quinta casa se ilustra el proceso completo de la transformación del cacao al chocolate, desde el secado, pasando por la fermentación y el tostado, para después obtener una pasta de cacao. Aquí se aprenden también los beneficios del chocolate sobre la salud.

Para los aventureros, el Museo ofrece un recorrido de trekking, con la posibilidad de subir a la cima de una colina y tener una impresionante vista panorámica de la selva y sus alrededores. O bien, pueden descansar en la cafetería del lugar, justo al lado del área dedicada a los animales, en donde se pueden ver ejemplares de venados de cola blanca, tortugas y guacamayas.

El Ecomuseo del Cacao está abierto todos los días, de 9 a 18 horas, y está acondicionado para ser visitado por personas con discapacidad.

www.ecomuseodelcacao.com

Comparte y síguenos

Viajando con Sabor

Deja una respuesta