Día Internacional del Gato, ¿cómo lo mantengo activo?

Día Internacional del Gato, ¿cómo lo mantengo activo?

 

Los gatos no tienen un día especial para ellos: ¡tienen cuatro! Cada 20 de febrero, 8 de agosto y 29 de octubre se celebra el Día Internacional del Gato.

El 20 de febrero se recuerda el fallecimiento del gatito “Socks”, la mascota del entonces presidente de Estados Unidos, Bill Clinton. Desde 1993 este gato vivió en la Casa Blanca y se colaba en los actos públicos del presidente, alcanzando gran popularidad tanto en su país como en el resto del mundo, ya que solía aparecer en la sala presidencial durante los actos de prensa.

La actividad física de nuestros gatos es uno de los pilares imprescindibles para que disfrute de una mejor calidad de vida, ya que beneficia su comportamiento y estado de salud. Sin embargo, a diferencia de otras mascotas, es poco común que saques a tu gato a pasear o que lo lleves a un espacio a socializar y liberar energía, por ello la mejor opción para mantenerlo activo es jugando.

El juego en la vida del gato es muy importante porque a través de él se expresan muchos comportamientos. Descubre algunos consejos para motivarlo a realizar actividad física mientras ambos se divierten.

 

  • Encuentra tiempo: es muy importante que dediques al menos 20 minutos diarios a interactuar con él. Si decides salir a pasear con tu gato, recuerda que es muy importante mantenerte alerta y supervisarlo constantemente.
  • Enséñalo a cazar: los gatos son excelentes cazadores, por ello disfrutan mucho los juegos donde tienen que perseguir y capturar un objeto. Evita usar tus manos, en lugar de ello utiliza juguetes especiales y así evitarás que se confunda y te pueda lastimar.
  • Mantenlo feliz: si es un gato hogareño que no tiene acceso al exterior requerirá juguetes, lugares para esconderse, espacios para trepar, superficies para arañar o marcar, un buen lugar para dormir y algún sitio para observar el medio ambiente.
  • Cuídalo siempre: asegúrate que los juguetes sean seguros para su uso y convivencia. Revísalos periódicamente para asegurar que no tengan piezas o fragmentos que puedan desprenderse.
  • Vigila su comportamiento: es muy común que, al jugar, los gatos demuestren conductas de combate y persecución entre ellos. Sin embargo, hay que observar que estos juegos no se conviertan en conductas de agresión, de lo contrario, consulta a tu veterinario para disminuir y evitar estos comportamientos.
  • Dale un buen descanso: los gatos son reconocidos por utilizar muchos sitios para descansar y dormir. Para ellos es importante que existan varios lugares donde puedan reposar y éstos pueden tener diferentes funciones, por ejemplo, algunos les sirven para tomar el sol, otros para esconderse y estar a solas o quizá para estar cerca de su familia humana. Este ambiente diverso les ayuda a sentirse seguros y más queridos.
  • Reconoce su buen comportamiento: para ellos la estimulación es fundamental y puedes aprovechar el momento de la comida para hacerlo, atrae su atención haciendo ruido al abrir un sobrecito de alimento o moviendo su plato para que las croquetas lo llamen; verás que es tanta la estimulación que se emocionan y corren para devorar. Una gran opción para consentirlos son los Soufflés o Fillets de Whiskas.

 

La curiosidad es la mejor manera de motivarlos a jugar; muchas habilidades de los gatos se desarrollan desde pequeños mediante el juego, la presencia de sus hermanos y sus padres, así como su familia humana; esta interacción les ayuda a moldear sus habilidades, por ello hazle saber en cada momento lo importante que es para ti.

Comparte esta nota
Viajando con Sabor

Viajando con Sabor

Deja una respuesta