Chignahuapan dándole color a la Navidad

Al año se producen más de 70 millones de esferas

Chignahuapan es una ciudad ubicada en un valle en la parte norte del estado de Puebla. Su nombre proviene de las palabras en náhuatl chicnahui, que significa «nueve»; atl, que significa «agua»; y el sufijo pan, que significa «sobre», «en». En conjunto quiere decir «sobre las nueve aguas».

Esta ciudad se encuentra en un valle y es el comienzo a la Sierra Norte de Puebla, por lo que se pueden apreciar bellos paisajes. Y si bien a partir de octubre el clima es más frío, con días nublados incluidos, es también la época en que recibe un gran número de visitantes ¿La razón? Se ha convertido en el principal productor de esferas en el país.

Chignahuapan cuenta con más de 200 talleres y más de 3,000 artesanos dedicados a la fabricación de esferas navideñas, a partir de vidrio soplado. Al año se producen más de 70 millones de esferas. Varios de estos artistas acostumbran trabajar a puertas abiertas para que los turistas puedan conocer a detalle los pormenores de este trabajo.

De hecho cada año, alrededor del 2 de noviembre se celebra la Feria Nacional del Árbol y la Esfera de Navidad, en donde se comercializan esferas, árboles navideños y otros ornamentos fabricados en la región. En este evento se pueden encontrar esferas de cientos de modelos, formas y colores.

Las esferas fabricadas en Chignahuapan son distribuidas a gran parte de los estados de México, así como en Europa, principalmente al Vaticano.

Comparte y síguenos

Viajando con Sabor

Deja una respuesta