Rodrigo Llanes

Rodrigo Llanes


Notice: Undefined property: JObject::$description in /var/www/vhosts/viajandoconsabor.com/httpdocs/templates/sj_expnews/html/com_k2/default/user.php on line 59
Martes, 13 Noviembre 2018 18:15

El jardín comestible.

Llegó a mis manos un libro fabuloso que está en francés: “Le nouveau potager. Le jardín comestible pour tous les espaces. Me lo regaló el autor Albert Mondor en una visita reciente que hice a Quebec. Me sorprendió que en esa ciudad pequeña de apenas medio millón de habitantes y unos inviernos con temperaturas de veinte bajo cero se practique de manera cada vez más frecuente la agricultura urbana. ¿Se imaginan lo que podríamos lograr aquí en la Ciudad de México?

El libro es interesantísimo pues la información incluye una importante sección de fotografías ilustrativas que lo ayudan a uno a comenzar su huerto desde cero en la azotea. Su primer capítulo expone las variedades de legumbres y frutas que se pueden cultivar con más facilidad y que son populares en el gusto de todos: papas, calabazas, jitomates, chiles y pimientos. Y habla de las flores comestibles, que son más que las que uno normalmente supone. 

A lo largo de las páginas del libro uno aprende a cultivar en cajas de madera rellenas de tierra fértil, que se alimenta de la composta que uno puede hacer fácilmente en casa utilizando los restos crudos de los vegetales para crear así un círculo virtuoso que evita el desperdicio.

Además están los germinados y los brotes que se preparan de forma relativamente fácil y que son ideales para preparar ensaladas coloridas, aromáticas y nutritivas.

Para los horticultores de avanzada y con tiempo disponible también abarca los cultivos en ambientes controlados, como los pequeños invernaderos que son muy comunes en las casas del viejo Quebec, amplias y con el jardín convertido en vivero para soportar el invierno. Aquí en México es menos frecuente, pero hay buenas macetas al interior de muchos departamentos que cultivan sus propias hierbas de olor para los que hay algunos consejos. Algunos fans llegan a tener incluso hidroponía, algo casi imposible en nuestra ciudad, pero no en Canadá que tiene el agua de deshielo de los glaciares y que cuentan con fuentes abundantes del vital líquido.

Para las ciudades se puede usar el piso de las azoteas o las paredes con macetas verticales para cultivarse, y en el libro se explican detalladamente las características de cada uno, junto a los cuidados para prevenir y atacar las plagas.

Pero una de las cosas que más llama la atención es el concepto de diseño de paisajes comestibles, del que Albert Mondor es pionero y que ahora cunde en las ciudades de Canadá: encontrar en las jardineras municipales de la ciudad un pequeño huerto de plantas y flores comestibles que decoran la ciudad y que involucra a los vecinos en su cuidado y que gozan de los frutos cosechados por ellos mismos. Y que también se aplica al diseño de interiores y a la arquitectura moderna de viviendas y comercios.

¡A practicar el francés para leer Le nouveau potager!

Martes, 13 Noviembre 2018 17:48

Chez Philippe.

Visitando los alrededores de Saint Julien en la provincia de Quebec tuve la oportunidad de tener una comida extraordinaria con el chef Philippe Royer que tiene su hotel boutique con comedor que el personalmente atiende con su esposa Muriel Ricbourg. Se llama Le Manoir d'Irlande.

El deleite fue con un menú degustación sensacional que nos sirvieron.

Comenzamos con una creme brulée elaborada con paté de foie gras, que es una de las especialidades de la región, ya que cuenta con granjas de ganso y también con ocas silvestres; se trata de un producto siempre bien apreciado entre los lugareños. La crema estaba caramelizada con una lámina muy delgada hecha a partir de azúcar de maple que es algo único. La miel de maple es un proceso ancestral en el que recolecta la savia de los árboles y la cuecen al fuego hasta lograr la miel espesa y en este caso hasta lograr una azúcar granulada de un sabor muy especial.

Uno pensaría en el vino de Sauternes para acompañar esa delicia, pero nos sirvieron un vino dulce elaborado a partir de manzanas congeladas en su propio árbol en el invierno, con unos aromas  inigualables de frutas secas y una ligera acidez que refrescaba. Lo sirvieron frío.

La cultura gastronómica de Quebec tiene una sazón muy francesa por sus orígenes históricos. Pero los preparan con sus ingredientes locales. El segundo tiempo fue una tarta de jitomates, elaborada con una gama de frutas de colores que incluían el rojo, morado, naranja, y distintas formas y tamaños como el corazón de buey y el cereza. La pasta de hojaldre de base, impecable, elaborada con mantequilla cruda de leche de vaca y un poco de queso de cabra sensacional.

El plato fuerte fue salmón salvaje de los ríos, preparado con una salsa elaborada con espinacas y crema, inspirada sin duda en el famoso plato de Trois gros que conquistó Francia en la segunda mitad del siglo XX.

En Quebec se toman muy en serio el tema de los vinos y los manoir tienen muchas veces el vino de la casa, de los productores locales muchos de ellos que trabajan con las técnicas de la biodinámica. Acompañamos con un tinto ligero la tarta y con un Chardonnay de crianza el salmón.

Pasamos al plato de quesos, con tres variedades muy ricas, dos de ellas de moho blanco y que estaban cremosos y con un sabor fino e intenso.

Terminamos con profiteroles rellenos de un helado de frambuesas silvestres que estuvieron deliciosos.

El encanto del lugar es maravilloso. El comedor es el de una casa grande tradicional de la época victoriana en donde vivió el antiguo pastor presbiteriano en medio del bosque, al lado de la iglesia. El jardín cuenta con una pira para fuego aromático de pino que se goza con el aperitivo. El trato personalizado algo muy especial, porque parte una cortesía natural y de una sensación de camaradería y amistad.

Cuando viajamos pensando en comer bien quizás imaginemos los destinos famosos en las películas y series. Pero la región de Quebec es un secreto que todo sibarita debe descubrir. ¡No dejen de visitarla!

https://www.manoirdirlande.com/

 

Clima

Please publish modules in offcanvas position.